Conceptos básicos sobre cerraduras que deberías saber

Es muy normal que nos llamen solicitando un Cerrajero en Tenerife para “cambiar una cerradura”, cuando en realidad quieren decir “bombillo”. El mundo de la cerrajería tiene sus propios conceptos y no todos están tan universalizados como nos gustaría pensar.

Por eso, hoy vas a ampliar tu vocabulario técnico de un Cerrajero 24 hrs en Tenerife para presumir la próxima vez que una puerta de tu trabajo, de casa (o de tu bar, restaurante o discoteca favorita) fallen. 

Diferencia entre cerradura y bombillo 

Cerradura es el mecanismo completo. Habitualmente está embutido en la puerta, y la cierra al empujarla, gracias a esa pequeña pieza de forma triangular, que llamamos resbalón. Hasta ahora tiene sentido, ¿verdad? Para más seguridad, al girar la llave, algunas cerraduras tienen piezas de anclaje lateral, llamadas bulones o petacas según su forma. Así, ya ves que la cerradura NO ES lo mismo que el bombillo.

El bombillo es ese tambor circular dentro del cual hay una combinación única, que permite que solo nuestra llave funcione y gire dentro de ella. ¡Cómo! ¿Qué no sabes aún cómo funciona una llave dentro de un bombillo cuando las giras al llegar a casa? 

Sigamos con el vademécum de las cerraduras:

  • Resbalón: bueno, ya hemos conocido esta pieza, generalmente triangular, que puedes meter hacia dentro al apretar con un dedo. Sirve para cerrar automáticamente la puerta cuando la empujamos en su totalidad, haciendo de trampa al colarse en el agujero que lo recoge y no le deja salir sin accionar el pomo de la puerta para liberarlo.
  • Bulones y petacas: para aumentar la seguridad de una puerta, se introducen en su lateral piezas rectangulares o cilíndricas que refuerzan la resistencia simple del modesto resbalón. Estas piezas van saliendo poco a poco a medida que echas la llave (y suenan esos golpeteos típicos cuando un vecino cierra: zas! zas!). Cuando son rectangulares se llaman petacas. Si son cilíndricas, son bulones.
  • Manillas, pomos y cuadradillos: Aquí está el equipo al completo de palancas exteriores con las que abrimos mediante la mano, y sus tipos: Si se trata de esa “palanca” habitual que empujamos hacia abajo, hablamos de una manilla. Si es redonda y debemos girarla en el sentido contrario a las agujas del reloj, es un pomo. La pieza interior que las conecta y que permite esta apertura es el cuadradillo.

¿Verdad que es sencillo? Ahora nunca volverás a mirar (ni a llamar) igual a tus pomos, resbalones, bombillos… y, de la misma manera, recordarás perfectamente a quién llamar para resolverte todos los problemas que cualquier cerradura de casa te cause. Exacto, a nuestro experto Cerrajero 24 hrs en Tenerife.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Free Worldwide shipping

On all orders above $50

Easy 30 days returns

30 days money back guarantee

International Warranty

Offered in the country of usage

100% Secure Checkout

PayPal / MasterCard / Visa